La Teoria de la Tribu Politica

La Teoría de la Tríbu Política

A pesar de nuestros móviles, televisiones, coches híbridos, satélites y la escucha del Big Bang entre nuestras conquistas espaciales, a pesar de toda nuestra tecnología, ciencia y sabiduría nosotros, los seres humanos, todavía no hemos salido de la tribu.

y como tal nos comportamos social y políticamente .. en el football y cuando votamos en las elecciones.

No es algo ofensivo, sino una realidad

 

La Tribu Política

Por lo general, cuando una persona se hace votante de un partido, lo que hace es votar a aquello, entendiendo por aquello un espacio mental, emocional e ideológico, que nos define y nos diferencia, donde siente que pertenece y de dónde cree que es: La Tribu Política.

Esta pertenencia, por inercia, se hereda. Tus padres, familia, colegio, trabajos, amigos … todo suele mantenerse dentro de una línea ideológica coherente con tu tribu y aunque, a lo largo de la vida y sobretodo en la juventud se puede coquetear con gente de toda condición, habrá siempre un sentimiento de pertenencia tribal que se mantiene a lo largo de los años.

La Tribu Política está sujeta a una ideología socio-política básica , de manera que puede ser de:

  • Izquierdas,
  • Derechas o
  • Centro que es una línea de pensamiento principalmente pragmática, ausente de radicalismos ideológicos y políticos, y en la que tiene cabida las ideologías de izquierda y derecha profundamente moderadas siempre al servicio del pragmatismo

Nuestros sistemas políticos actuales están diseñados en base a una división ficticia de estas líneas ideológicas básicas dando lugar a cinco líneas socio-políticas básicas: Izquierda, Derecha, Centro y los dos Extremos (a izquierda y derecha). Si creáramos una campana de Gaus con estas líneas de pensamiento ideológico los extremos estarían en las puntas, siendo – por suerte para todos – las menos represantativas. Izquierda, centro y derecha se repartirían las franjas correspondientes variando según los tiempos y las circunstancias, aunque casi siempre manteniendo un cierto equilibrio que marca las tendencias de cada país y época.

Toda Tribu tiene:

  1. un Núcleo, que son los miembros más aferrados ideológicamente a su línea socio-política y a sus Líderes,
  2. a los miembros en general, que son la mayoría,
  3. al sector crítico y
  4. a los Independientes.

Esta relación entre la Tribu Política y las ideologías socio-políticas son aprovechadas por los políticos

 

Los Políticos

Por desgracia para todos nosotros, en algún momento de la Historia de la Humanidad un grupo reducido de personas se reunió y decidió que la gestión de los recursos de una sociedad los gestionaran los políticos y no profesionales capacitados para gestionarlos.

Ese grupo reducido de personas convenció a todos los demás de que ésa era la forma correcta de hacer las cosas, de avanzar y evolucionar como sociedad moderna y democrática. Curiosamente ese grupo reducido de personas se definió a sí mismos como las personas que debían tomar todas las decisiones para gestionar a partir de ese momento los recursos de una sociedad, es decir, como políticos.

Supongo que ésto es algo que pasó a lo largo de los años, en diferentes momentos de la Historia y en diferentes países.

Supongo que unos apoyaron y confirmaron las conquistas organizativas que fueron consiguiendo otros, de manera que esta forma de gobernar, basada en políticos y no en verdaderos gestores de los recursos se afianzó por el mundo moderno como algo lógico y normal.

 

Si tenemos en cuenta que anteriormente los criterios para tener gobernantes eran que habían sido elegidos por Dios, que tenían poderes sobrenaturales o que eran los que más y mejor mataban al resto de la población … el planteamiento de los políticos resultaba un gran avance.

 

Aplicado a la vida misma, con este planteamiento los políticos consiguieron evitar situaciones tales como que un ministro de Educación, por ejemplo, fuera un profesional de la educación con un largo expediente lleno de méritos en el campo de la educación, la investigación científica y su gestión. A partir de ese planteamiento un ministro de Educación suele ser la persona de confianza designada por el político de turno que esta en la presidencia del Gobierno de un país, es decir, otro político. Paradójicamente si ese ministro necesita tener conocimientos sobre educación, investigación científica o su gestión contrata asesores para que le informen, analicen las situaciones y le proporcionen soluciones y propuestas. Luego el ministro de turno tomará las decisiones que considere oportunas conforme a los criterios que su jefe, el presidente del gobierno que le dió ese trabajo, le indique.

Y a todo el mundo le parece bien.

Así que los políticos se convierten en una nueva élite profesional que no se basan en su preparación y experiencia para gestionar los recursos pero que trabaja gestionando esos recursos y, en consecuencia, el Poder

Para conseguir ésto que sería impensable en otras profesiones de responsabilidad, los políticos desarrollan una importantísima labor de imagen social.

Es decir, los políticos trabajan en:

  • cómo conseguir el poder, mantenerlo, recuperarlo, etc, (en las Batallas Internas, las Batallas por los cargos públicos, las guerras mediáticas, pactos, acuerdos, conspiraciones, traiciones y mucho más)
  • la Gestión de los Recursos y el Poder cuando alcanzan los cargos políticos correspondientes,
  • y cómo les vemos y cómo vemos lo que hacen y por qué lo hacen sus votantes y el resto de.

La labor de imagen social es vital para su supervivencia ya que los políticos deben conseguir ser aceptados y elegidos por los ciudadanos (al menos en todo gobierno representativo mal-llamado democracia)

Y para cuidar su imagen social, los políticos:

  1. Se definen como una profesión con vocación de servir cuando en realidad lo que buscan y hacen es gestionar el Poder
  2. Se definen en base a determinadas ideologías socio-políticas para que nos identifiquemos claramente con ellos
  3. Se basan simple y llanamente en una declaración de intenciones para coseguir ser elegidos.

Al final, el trabajo de los políticos se divide en conseguir el Poder y cuando lo consiguen gestionarlo, un trabajo complicado que depende plenamente de sus líderes políticos y en conseguir que eso líderes sean identificados por la ciudadanía como posibles líderes de la Tribu.

 

 Los Líderes de la Tribu

Según los políticos y la mayoría dela gente, todavía no somos capaces de gobernarnos a nosotros mismos, de ser responsables de nuestro futuro y asumir nuestras vidas y la gestión de nuestros recursos. Así que la mayoría de la gente está convencida de que no tiene ningún sentido plantearse una Democracia Ateniense en la sociedad moderna.

Basándonos en esta idea los líderes políticos se presentan ante los ciudadanos como los posibles jefes de tribu, las personas especialmente preparadas y consagradas a guiarnos, cuidarnos y hacernos avanzar como sociedad, país, etc

En este caso la imagen que los políticos que quieren ser líderes transmiten es vital para su supervivencia.

Nuestros líderes tienen que ser sólidos, fuertes y sensatos, tienen que ser capaces de despertar ilusión pero por enciama de todo deben ser capaces de defender a la tribu. Sino es mejor que se vayan a casa y se dediquen a otra cosa.

 

Cómo se relaciona el Líder con la Tribu

Cada franja ideológica tiene un sillón de jefe para un Líder y sólo uno.

Y cada Tribu Política será siempre fiel a su ideología, no al líder, pero aceptará un Líder si éste cumple adecuadamente con el papel de Líder.

Cuando un político quiere ser Líder se enfrenta a la Gran Batalla por la Conquista del Poder.

Esa Gran Batalla que es La Conquista del Poder tiene varias etapas:

  1. Ese político lo primero necesita es tener su propio ejercito. Es decir, los políticos que estarán a sus órdenes y trabajan para él.
  2. Lo segundo que tiene que hacer es librar su primera batalla. La batalla interna. Esta batalla se libra dentro de su propia franja ideológica y en ella debe desbancar a sus contrincantes, es decir a los otros políticos que también quieren ser líderes de esa franja ideológica. Este será el primer paso con el que el político le demostrará a sus futuros votantes, su futura Tribu, que está preparado para ser su Líder.
  3. El tercer paso que tiene que hacer el político que quiere ser Líder es luchar por la Conquista del Poder contra los Líderes de las otras franjas ideológicas.

Todos los Líderes se mantienen siempre en esta Conquista por el Poder en mayor o menor medida si quieren seguir siendo Lideres de su Tribu (de su franja ideológica). De manera que un Líder puede no ganar la Conquista del Poder contra los otros Líderes y no conseguir ser alcalde o presidente del gobierno pero siempre tendrá que seguir luchando .. tanto en la Batalla Interna como cuando está en la oposición.

 

Cómo se relaciona la Tribu con su Líder

Cuando un líder de una franja ideológica tiene las características adecuadas es apoyado por su Tribu Política con entrega, confianza e ilusión. El líder se convierte en jefe de la Tribu y debe mandar y liderar conforme a lo que se espera de él dentro de los parámetros de su ideología.

Cuando un Líder no cumple con parte de estas características:

  • habrá un núcleo férreo de la Tribu Política que lo mantendrá en el sillón del jefe por el simple hecho de que es necesario tener un jefe.
  • Otra parte más amplia de la Tribu Política dudará, se mantendrá crítica e incluso puede llegar a abstenerse, esperando un líder más apropiado. Hay quien lo llama el voto de castigo pero no es un castigo, simplemente es un tiempo de espera.

 

Si no hay Amenazas, centrándonos sólo en las características del jefe de la tribu, en el peor de los casos, cuando ese jefe es un líder decepcionante, inepto, flojo, corrupto, etc, la tendencia de la tribu es esperar a que surja otro líder fuerte que lo descabece en una Batalla Interna y les guíe adecuadamente.

Una Tribu por lo general sólo tiene que esperar a que éso ocurra. Por éso las Tribus consideran que siempre debe haber competitividad de Líderes dentro de su franja ideológica y su Líder, igual que el león macho alfa en la manada, tenga que ser capaz de mantener a raya a su competidores.

La competencia, las traiciones y la gestión del poder con autoridad forman parte del Liderazgo Tribal y son una de las demostraciones más básica y clásica de que un líder es un buen jefe para la tribu.

Cuando un Líder, jefe de Tribu abusa de la Tribu y su gestión del Poder sin que nadie de su franja ideológica pueda acabar con él, entonces es la propia Tribu la que terminará estallando y acabando con él. Estas situaciones suelen ser in extremis, ya que las Tribus siempre esperarán una solución interna antes que un enfrentamiento para acabar con el Líder.

Pero si no queda más remedio, la Tribu finalmente se alzará contra el Líder ya sea en las urnas o en las calles.

 

Las Tribus y las Amenazas

Las Amenazas para una Tribu es todo aquello que pueda representar o ser una pérdida de los recursos de la Tribu, presentes o futuros.

Una amenaza puede ser otra Tribu ideológica dentro del mismo espacio geográfico, un grupo sociocultural diferente, de otro país o incluso un concepto que abarca posibles situaciones de peligro, crisis, perdidas del estilo de vida y las conquistas conseguidas, terrenos o futuros. Una amenaza no tiene por que ser real, tiene que ser posible. Con éso basta.

 

Una tribu sabe que cuando hay una Amenaza no es el momento de cuestionar al Líder, el jefe de la Tribu, a menos que éste sea absolutamente incapaz de enfrentarse a ella.

Así que cuando hay una Amenaza el núcleo de la Tribu y la parte amplia y crítica de la Tribu reaccionarán, como el caracol en su concha, apoyando a su Líder, le guste o no, si la tribu se siente amenazada.

A más amenaza, más apoyo.

A más amenaza más se centrará la Tribu en los aspectos positivos del líder y más dejará de lado los aspectos negativos … por muy negativos que sean.

 De hecho si hay una Amenaza inminente con un jefe incapaz de enfrentarse a ella, la tendencia natural en toda Tribu es que intenten descabezar al líder lo antes posible. La Tribu buscará un Líder que descabece al que hay y que sea capaz de evitar que la Tribu pierda sus recursos. Cuando una Tribu se siente tan profundamente amenazada es puede llegar a elegir como Líderes a políticos extremistas, es decir, apolíticos de extrema derecha o izquierda según sea el caso.

 

 Los Cambios de Tribu

En una situación normal con un Líder, jefe de tribu que no es un buen líder, también hay una parte de la Tribu que puede ser susceptible de mirar a otro lado, buscando algo mejor para ellos y para los suyos.

No suelen ser muchos pero sí pueden llegar a irse a otra Tribu, si llegan a estar profundamente decepcionados por sus Líderes.

Pertenecer a una Tribu es algo muy serio y por lo general hace falta que les decpecione una secuencia de varios Líderes Tribales de su propia franja ideológica para que alguien se plantee abandonar su Tribu Política y no sólo al Líder o jefe de turno.

Además cuando dejas tu Tribu es complicado que te vayas a otra que ideológicamente no tiene nada que ver con tu franja ideología, es necesario una pasarela política y psicológica que permita integrarse en la nueva tribu y un proceso de cambio con el que uno sienta que no se está traicionando a sí mismo o a sus orígenes.

Esto es algo que también ocurre con los políticos. Es necesario una Coherencia Ideológica para que un político inspire confianza como Líder.

 

Los independientes de la Tribu

Existe un tipo de miembros de la Tribu que podríamos llamar los Independientes.

Los independientes, al contrario que el Núcleo duro de la Tribu tiene una fuerte tendencia a no implicarse con el Líder de turno sólo por el hecho de ser el Líder o por que se considere que es necesario tener un Líder.

Los independientes suelen ser miembros de la Tribu que no se sienten atados al Líder aunque sí se sienten identificados con una franja ideológica concreta.

Este tipo de miembros tampoco pertenece al sector crítico de la Tribu, aunque puede tener una actitud muy crítica con todo lo que no le parezca adecuado en el Líder y su séquito. Mientras que el sector crítico estará a la espera de que el Líder arregle lo que hace mal o que haya otro Líder que les guíe, los Independientes sencillamente se desvincularán del Líder y de otros Líderes hasta que hay algo que le convenza de verdad.

Dicho de otra manera, los Independientes son los que cambian de Tribu buscando algo mejor o los que se quedan en casa desencantados con la política y sin participar cuando se hartan.

Este tipo de miembros de la Tribu pueden estar presentes en la Tribu de la franja derecha y suele tener mucha más presencia en la Tribu de la franja izquierda. Es una cuestión de ideologías. La derecha es más autoritaria y consevadora, exige obediencia y no le gusta los que van por su cuenta. La izquierda es más abierta y plural, el autoritarismo está mal visto y valorado, se busca la diversidad y hay que escuchar y convencer, no mandar.

 

Curiosamente, este tipo de miembros de la Tribu, los independientes, suele ser menos manipulable por las Posibles Amenazas, aunque sí reacciona ante las Amenazas Reales.

 

no Comment

Add your comment